El pasado que regresa


Por: Pollo Bollo Norteño

Hace unos días recibí un inbox bastante extraño: un alguien (quien confieso la neta ni recordaba) decidió reaparecer en mi vida después de 4 años… Tiempo durante el cual mi vida funcionó como dirían los regios CON MADRE: cambié de trabajo, conocí gente nueva, comprendí que mucho de lo que nos ocurre es responsabilidad propia, redescubrí el amor que siento por un Culé (es que le va al Barca, no por otra cosa) y sobre todo, poco a poco he construido un Pollo mejor al que era en ese tiempo oscuro. Sintetizando la idea: NO ME ACORDABA NI FIGURABA EN MI VIDA ESE SER DEL OTRO MUNDO.

Pero mi curiosidad me llevó a pensar detenidamente en el contenido del mensaje: palabras tan huecas, frases sacadas de culebrones horrendos de televisión, sentimientos inexistentes… Y la pregunta grosera del millón llego a mi cabeza: ¿Neta consideran a uno tan pero tan pendejo como para imaginarse que vamos a darle valor real a situaciones como esta? Lo peor es que les aseguró de muy buena fuente que a uno lo subestiman muy cabrón.

He de confesar que este “inofensivo” acto de aparición movió mucho de mi, pero no como ustedes creen, sino que me llevo a descubrir el crecimiento personal experimentado, el autoconocimiento desarrollado, a reafirmar que las palabras son inútiles si no hay acciones de por medio… A ser consciente de lo que no estoy dispuesta a vivir de nuevo y a que cada cosa debe tener el valor justo aprendiendo a tomarlo de quien viene.

Y depende de cada individuo como lo haga: en varias columnas les he dicho que soy la drama queen a quien le cuesta muchísimo cerrar ciclos, pero gracias a los guamazos de la vida y a eso que los seres humanos llaman paz mental he aprendido a reparar para no repetir… NO es nada fácil pero tampoco es algo imposible de conseguir!! Los sentimientos y pensamientos nocivos que albergamos por mucho tiempo no desaparecen tan fácil pero de que se puede, se puede.

Ya sé que sueno a disco rayado, a que ya los tengo hasta la coronilla hablando de finales, de cierres, pero insisto ¿Cómo carambas quiero conseguir algo mejor si vivo atado a todo aquello que simplemente ya no funciona?… Palabras sabías de mi jefe: estas fechas son las ideales para hacer limpieza general y tirar a la basura lo que ya no funciona (y queda clarísimo que no sólo se referia a lo material, sino también a lo personal)… Deshágase del peso extra, del lastre innecesario, de rencores y de toda esa mierda que lo pueda carcomer por dentro… hágase y hágale un favor a sus seres queridos: SEA FELIZ AUNQUE SEA NAMAS POR JODER AL PROJIMO!!

El soplido del lobo no debe ser tan fuerte como para derrumbar su hogar… (Si no sabe a que me refiero lea el libro de los 3 cerditos) Bases firmes, cimientos fregones, acciones que lo hagan enorgullecerse del trabajo hecho.

Y por cierto, evite darle la bienvenida al pasado… Neta que hueva y solo esta pa dar pena ajena!!