“God” (“Dios”) (John Lennon)


Compartir

Por Maximino Escamilla Guerrero

En un escrito anterior, asentamos que el primer álbum de John Lennon, que se difundió masivamente, después de cuatro acetatos “experimentales”, fue John Lennon/Plastic Ono Band, lanzado el 11 de diciembre de 1970, bajo el sello Apple/EMI. Y aunque él mismo afirma que desde sus primeras grabaciones con The Beatles, ya “gritaba” (según también corroboró Yoko Ono en la entrevista realizada al músico, y con la infaltable presencia de ella, por Jann S. Wenner, en 1970, para la revista Rolling Stone), en la grabación con la Plastic Ono Band, no “grita”, se desgarra, expone sus vísceras, lanza al aire y nos contagia su dolor. Sólo basta escuchar el fade out de “Mother” o “Well, Well, Well”.

Si bien Lennon lo niega, consideramos que un factor fundamental, que reforzó su personalidad y estilo de interpretación, fue que en esa época participaba en sesiones de terapia primal, como comentamos en un texto previo (“… El dolor y los gritos estaban ahí antes de Janov. Me sometí a terapia, como te dije, con él. Y probablemente estoy más relajado.” [WENNER, Jann S. Lennon recuerda. Las entrevistas completas para Rolling Stone. Ed. Aguilar. México. 2005. p. 41]).

Los músicos que intervinieron en el disco fueron: John Lennon (voz principal y armonías; guitarras solista, rítmica y acústica; piano y teclados; efectos de sonido); Klaus Voormann (bajo); Ringo Starr (batería). Además se contó con la participación de Billy Preston (piano en “God”), Phil Spector (piano en “Love”), Yoko Ono (viento) y Mal Evans (té y simpatía).

En el lejano 1970, los discos eran de 33 RPM, hechos de vinilo, por lo tanto tenían dos caras. El disco que se comenta, contiene en el lado A:

  1. “Mother”. 5:36
  2. “Hold On”. 1:53
  3. “I Found Out”. 3:40
  4. “Working Class Hero”. 4:10
  5. “Isolation”. 2:54

En el Lado B, encontramos:

  1. “Remember”. 4:37
  2. “Love”. 3:25
  3. “Well, Well, Well”. 6:00
  4. “Look at Me”. 2:56
  5. “God”. 4:10
  6. “My Mummy’s Dead”. 0:50

Todas las composiciones son de John Lennon. En la edición del año 2000, en formato CD Parlophone), se incluyeron dos tracks más: “Power to the People” (3:22) y “Do the Oz” (3:07), éste último de la autoría de Lennon y Ono.

En 1970, a raíz de la publicación del álbum, John Lennon declaró:

“[Este disco] Creo que es lo mejor que he hecho jamás. Creo que es realista y sincero con el yo que ha crecido a lo largo de los años desde ‘In My Life’, ‘I’m a Loser’, ‘Help’, ‘Strawberry Fields’. Éstas son canciones personales. Siempre compuse sobre mí y nunca me gustó componer canciones en tercera persona sobre gente que vive en departamentos de concreto y cosas así. Me gusta la música en primera persona. Pero debido a complejos y muchas otras cosas, sólo esporádicamente escribía sobre mí. Y ahora escribo todo acerca de mí, y es por ello que me gusta. Es yo y nadie más. Por eso me gusta.” (WENNER, Jann S. op. cit. pp. 34-35).

DIOS (LENNON) 1

John Winston Lennon. Fuente: www.xsnoize.com

Por lo que respecta a la canción “God”, fue producida por John, Yoko y Phil Spector, siendo interpretada por John Lennon (voz y piano), Billy Preston (piano), Ringo Starr (batería) y Klaus Voormann (bajo).

En la estructura literaria de la obra, se distinguen tres partes:

En la primera parte, el autor especifica su concepto de Dios, a partir del “dolor”: el concepto de Dios se constriñe a la medida del dolor. Concretizamos, recurrimos, invocamos, oramos a la Divinidad cuando sufrimos. Y por si no quedó clara su concepción, la reitera (“I’ll say it again”). Sobre el particular, Lennon externó:

“Nuestro dolor es el dolor que sufrimos todo el tiempo. Nacemos con dolor, y el dolor es donde estamos la mayor parte del tiempo. Y creo que mientras mayor sea el dolor, más dioses necesitamos.” (WENNER, Jann S. op. cit. p. 33).

En la segunda parte retoma la estructura de la letanía de las religiones occidentales o los mantras de las orientales, para, asumiendo una posición nihilista, renunciar, en primer término, a diversas concepciones filosóficas, y después a personajes centrales en la historia de la humanidad.

Inicia la letanía manifestando que NO CREE en:

-La magia. Una de las primeras construcciones culturales para vincularse con la Divinidad.

-El I-Ching. Libro chino de oráculos que significa libro de las mutaciones y que forma parte de los cinco libros confucianos. Su origen se remonta a 1200 a. C. Además de ser un texto adivinatorio, contiene elementos morales, cosmogónicos y filosóficos.

-La Biblia. “El Libro de los libros” para las culturas judeo-cristianas. No es el lugar para abordar su basto contenido de índole religioso, histórico, erótico, escatológico, costumbrista, legal, moral, etcétera, etcétera, etcétera.

-El tarot. Medio para leer e interpretar “hechos”, pasados, presentes o futuros (cartomancia), que se basa en la selección de cartas que son interpretadas por un “iniciado”.

Sobre la letanía, John opinó:

“Bueno, como muchas de las letras, esas palabras simplemente salieron de mi boca. Así de simple. Armé ‘God’ a partir de casi tres canciones. Tenía la idea ‘Dios es el concepto mediante el cual medimos nuestro dolor’. Cuando tienes una frase como ésa, simplemente te sientas y cantas la primera melodía que te viene a la cabeza. Y la melodía es simple, [canta] ‘God is the concept, bomp-bomp-bomp-bomp’ porque me gusta esa clase de música. Y luego simplemente empecé con eso [canta] ‘I don’t believe in magic’, y simplemente se me iba ocurriendo. E I Ching y la Biblia, las primeras tres o cuatro, salieron así nada más, sin pensar.” (WENNER, Jann S. op. cit. p. 36)

En la segunda parte de la letanía, dice NO CREER en:

-Hitler. Adolf Hitler (20 de abril de 1889 – 30 de abril de 1945), el Führer que lidereó y arrastró a Alemania a uno de los mayores holocaustos que haya visto la humanidad: la Segunda Guerra Mundial. Es uno de los jinetes apocalípticos.

-Jesús. Jesucristo, el más importante personaje en la Historia Mundial, figura central que marcó un antes y un después en la ideología y filosofía occidental-oriental.

-Kennedy. Tal vez se refería a John F. Kennedy (29 de mayo de 1917 – 22 de noviembre de 1953) o a la familia Kennedy, como imagen del poder político-económico o del capitalismo (imperialismo) del siglo XX.

-Buda. Fundador de otra de las grandes (en número de creyentes) religiones del mundo, cuyo origen en la India, rebasó fronteras continentales.

-Mantra. Término que proviene del sánscrito mans (“mente”) y tra (“liberación”), que podría traducirse como “pensamiento”. Se emplea en religiones como el hinduismo y el budismo, siendo una sílaba, palabra o frase sagradas que se emiten como apoyo para la meditación o para invocar a la deidad.

-Gita. El Bhagavad Gita, parte del texto Majabhárata (siglo III a. C.), está integrado por 700 versos sobre la conversación de Krisna (origen y/o encarnación de Visnú) y Aryuna, previa a la guerra de Kurukshetra, donde el primero explica al segundo, sus deberes guerreros y como príncipe. Reúne parte de la doctrina hinduista.

-Yoga. El término proviene del sánscrito y significa “unión”. Es una disciplina física y mental de origen indio; sostiene que, a través de la meditación, se obtiene la unión del alma individual con la divinidad (postura religiosa), se percibe que el yo es espiritual, no material (postura espiritualista), y propicia el bienestar físico y mental (postura racionalista atea o agnóstica).

-Reyes. Otra expresión del poder político, económico y, en algunos casos, hasta religioso, en muchos países de antaño y contemporáneos.

-Elvis. Elvis Aaron Presley (8 de enero de 1935 – 16 de agosto de 1977), figura epónima del Rock’n’Roll. Con esta afirmación, Lennon reniega de quien fuera su ídolo, “El Rey”.

-Zimmermann. Verdadero apellido de Bob Dylan (Robert Allen Zimmermann. 24 de mayo de 1941); otra de las influencias más importantes en Lennon. Tal vez es una de las figuras más prolíficas del siglo XX; como ejemplo mencionamos que su canción “Like a Rolling Stone” fue designada como la mejor canción de todos los tiempos, por la revista Rolling Stone, y en la lista Billboard Hot 100, la ubicaron en el segundo peldaño.

Sobre la inclusión de Dylan en la letanía lennoniana, John justificó:

“Porque Dylan es una sandez. Se llama Zimmerman. No creo en Dylan, tampoco creo en Tom Jones, para el caso. Se llama Zimmerman. Yo no me llamo John Beatle, me llamo John Lennon. Así de simple.” (WENNER, Jann S. op. cit. p. 37)

-The Beatles. Lennon llega a la cúspide de sus negaciones expresando “I don’t believe in Beatles”, no cree en lo que fue su motor y centro vital durante más de diez años. The Beatles son un mito y por lo tanto una ilusión, sostiene. El nihilismo de John en su máxima expresión. Ni una palabra más.

Pero después recula, cosa rara, y sostiene que sólo cree en ÉL, y amplía para incluir a su alter ego, sólo cree en JOHN-YOKO (dualidad-unidad). ÉSA ES SU ÚNICA REALIDAD.

En la tercera y última parte de la canción, como todo lo demás es vana ilusión, categóricamente afirma: “The dream is over” (El sueño se terminó) y se ha quedado solo con su mujer (que le tenía “sorbido el seso”), ¿qué queremos que nos diga? sólo que el sueño se terminó. Mientras que “ayer” era un “Tejedor de Sueños”, un artífice de ilusiones para sus seguidores, ahora, renacido, reconoce que era la “Morsa” (Walrus), tal vez haciendo alusión a su canción “I am the walrus” (una de sus favoritas) o al personaje que interpreta una morsa en la película televisiva “Magical and Mistery Tour”, reconociendo que era él y no Paul, como se creía. Se autoafirma y deslinda de todo lo negado anteriormente y enfáticamente sostiene: “But now I’m John”, “Pero ahora soy John”, John Lennon, NO el exbeatle si no Lennon el de carne y hueso, no el creado por la mercadotecnia y el oropel de la farándula; no el líder de opinión y guía de millones de admiradores, sino un ser humano asentado en la realidad, SU realidad.

¿Quieren seguir adelante? Pues háganlo solos queridos amigos porque “El sueño terminó” ¿Qué no entienden…?

Y John Winston Lennon nos cortó las alas y nos taló las piernas a las generaciones que lo seguíamos (y seguimos) como un “Dios”, porque era difícil aceptar lo que decía, aunque nos lo reiteró más tarde, cuando a un hippie que invade la privacidad de su casa, como se ve en la película “Imagine”, le dice que no escribe para nadie, sólo para él, si los demás asumimos e interpretamos sus canciones, es nuestro problema. ¡Pácatelas!

En la larguísima y rica entrevista de 1970, Lennon confirma esta conclusión:

“No sé cuándo me di cuenta de que estaba escribiendo todas esas cosas en que no creo. Pude continuar. Fue como una lista de personas a quienes enviarás tarjetas de Navidad. ¿Dónde terminas? Churchill, ¿y a quién dejé fuera? Llegué ahí y pensé que debía parar… Iba a dejar un espacio y a decir: llénalo tú, con lo que sea en que no creas. Simplemente se me fue de las manos. Pero los Beatles fue lo último porque ya no creo en los mitos, y los Beatles son un mito más. No creo en ellos. El sueño ha terminado. No estoy diciendo sólo que los Beatles terminaron, estoy hablando del asunto de la generación. El sueño ha terminado, y en lo personal he puesto los pies en la llamada realidad.” (WENNER, Jann S. op. cit. p. 37)

SURSUM CORDA. Tomemos aire, escuchemos la icónica voz de John Lennon, “El Maestro”, acompañada por ese piano que coadyuva para que recordemos (introyectemos, dirían otros, para que nos machaque, digo yo) que El Sueño Beatle ha terminado, que los años han pasado y que debemos vivir en nuestra realidad individual. ¡Disfruten “GOD”!

GOD
DIOS

God is a concept
Dios es un Concepto

By which we measure
Con el que medimos

Our pain
Nuestro dolor

I’ll say it again
Lo diré otra vez

God is a concept
Dios es un Concepto

By which we measure
Con el que medimos

Our pain
Nuestro dolor

I don’t believe in magic
No creo en la magia

I don’t believe in I-ching
No creo en el I-ching

I don’t believe in Bible
No creo en la Biblia

I don’t believe in tarot
No creo en el tarot

I don’t believe in Hitler
No creo en Hitler

I don’t believe in Jesus
No creo en Jesús

I don’t believe in Kennedy
No creo en Kennedy

I don’t believe in Buddha
No creo en Buda

I don’t believe in Mantra
No creo en los Mantra

I don’t believe in Gita
No creo en el Gita

I don’t believe in Yoga
No creo en la Yoga

I don’t believe in kings
No creo en reyes

I don’t believe in Elvis
No creo en Elvis

I don’t believe in Zimmerman
No creo en Zimmerman

I don’t believe in Beatles
No creo en Los Beatles

I just believe in me
Sólo creo en mí

Yoko and me
En Yoko y en mí

And that’s reality
Y ésa es la realidad

The dream is over
El sueño se terminó

What can I say?
¿Qué puedo decir?

The dream is over
El sueño se terminó

Yesterday
Ayer

I was the Dreamweaver
Yo era el Tejedor de Sueños

But now I’m reborn
Pero ahora he renacido

I was the Walrus
Yo era la Morsa

But now I’m John
Pero ahora soy John

And so dear friends
Y así que queridos amigos

You’ll just have to carry on
Sólo tendrán que seguir

The dream is over
El sueño se terminó

Compartir

Tags
About Author

@labombil

Comments 1
  1. Maria Isabel Escamilla y Guerrero

    Muy bien Maestro Maximino, no dejo de reconocer que eres un gran conocedor de la obra de John Lennon, además de la de los Beatles
    Excelente artículo, y me pregunto y tu en que NO crees? Sería interesante saberlo, tu lista será larga???? Saludos

    Responder

Leave a comment