El Rincón de la Marquesa de Buenavista


Compartir

Foto: La Bombilla

INTRODUCCIÓN.

Bienvenidos al rincón de la Marquesa de Buenavista, donde periódicamente compartiremos pinceladas de cotidianidad, ráfagas vitales que tal vez nos resulten cercanas o increíbles; donde las historias se repiten y repiten, sólo cambiando los nombres de los protagonistas, como dijera Víctor Hugo, mientras que el carrusel de la vida gira…y gira…

Pincelada 1

FINAL DE CARNAVAL
Por: La Marquesa de Buenavista

Anochece, es el último día de Carnaval; los últimos ladridos de los perros anticipan que ya no volverán a esconderse ante los escopetazos de los danzantes y la algarabía de la fiesta. La música se va diluyendo entre la lejanía y la oscuridad de la noche que se va apoderando de calles y callejones del pueblo. Ahora sólo el rítmico golpeteo de sus pasos acompaña a los danzantes que, en una serpenteante hilera, se van alejando del centro del poblado, al tiempo que lanzan pasmosos gritos totémicos y alaridos surgidos de lo más recóndito de sus entrañas, porque, ya sin la protección de la máscara liberadora, una a una las tradiciones, las limitaciones, el deber ser cotidiano vuelven a incrustarse en sus rostros sudorosos y jadeantes, regresando para modelar la impasibilidad facial, aceptada socialmente y aprendida desde la más temprana edad. Mientras que el otro rostro, la careta que durante unos días les permitió cumplir sus deseos y liberarse del status quo, se mece en una de sus manos, mostrando las huellas del trajín experimentado y acumulando humores, pero sobre todo aspiraciones cumplidas, carnalidades satisfechas sin hacer caso del qué dirán, y también atesorando huellas de rituales propiciatorios que garantizan la continuidad del grupo, de la vida, de los ritmos vitales…

Mientras el danzante se dirige a su casa, el otro rostro, el liberado, ahora se balancea pausadamente, asido por los temblorosos dedos de la mano, ha cumplido su misión: ser el medio para abrirse (rajarse) al “otro”, aunque sólo sea por unos momentos para resistir la soledad de la vida cotidiana,  ayudado, tal vez, por la música estridente y el alcohol.

… … …

Solo, ya despojado de su vestuario, sentado en la orilla de su cama, el danzante cavila sobre las experiencias vividas cuando pudo ser otro, mientras que, colgada en la pared, la máscara, con su mirada que no ve, lo observa en espera de que el ciclo festivo dé un giro completo y ella pueda volver a vivir…

Compartir

About Author

@labombil

Comments 8
  1. Lolis

    Verdaderamente SUBLIMÉ y MARAVILLOSO homenaje a las Letras

    Responder
  2. Castillo Ramirez Aylin Alejandra

    es una lectura interesante….maravilloso homenaje a las letras

    Responder
  3. REYES YAÑEZ OSCAR

    hermoso sublime, interesante esta lectura

    Responder
  4. Andres E. Saucedo Martinez

    Es una buena forma de inculcar a los jóvenes de mi escuela el habito de la lectura, muchas felicidades a la maestra Lina Olvera, aparte por que escribe en este sitio, ya hablando acerca de la lectura estuvo muy interesante por que maneja un lenguaje común pero con un tono un sospechoso… muy buena lectura (pueden hacer mas sobre este tema como una historia de capítulos de este carnaval)

    Responder
    • Andres E. Saucedo Martinez 2°C Enfermeria Vespertino CETis 76

      Es una forma de inculcar a los jóvenes de mi escuela el habito de la lectura, muchas felicidades a la maestra Lina Olvera, aparte de que escribe en este sitio, ya hablando acerca de la lectura estuvo muy interesante por que maneja un lenguaje común pero con un tono sospechoso… muy buena e interesante lectura (pueden hacer como una historia de capítulos acerca de este carnaval )

      Responder
  5. perez peña ruiz jessica 2c enfermeria vespertino

    es una lectura muy interesante pues pienso que habla de como las tradiciones en cualquier parte se van terminando

    Responder
  6. anselmo torres sigales

    torres sigales anselmo 2B radiologia vespertino
    es una lectura interesante ya que cada vez que vaz leyendo te vaz adentrando cada vez mas y es lindo que vallan introduciendo costumbres y tradiciones

    Responder
  7. Edgardo P. Hernández R.

    Cuándo la noche está en su plenitud, los cuerpos cansados de los festejos del pueblo dejan ver que el final de el carnaval se hacerca y que la realidad comienza en un nuevo amanecer y afrontarlo con sabiduría.
    Gracias por la lectura

    Responder

Leave a comment