El padrino


Compartir

Por Aranxa Sánchez

Sin duda el padrino es una de las películas mas importantes en toda la historia del cine, pero pocos saben los problemas  y hechos curiosos que hubieron para poder llevar a cabo este filme tan extraordinario.

Comenzamos con el protagonista Marlon Brando, la distribuidora Paramount no quería aceptarlo a él como protagonista, decía que era muy indisciplinado y problemático, así que lo aceptaron con tres condiciones: la primera, es que adicionaría como todos los demás y estaría a la espera de una respuesta; la segunda, fue que cobraría un sueldo menos al lo que estaba acostumbrado y a la tima, primer retardo o muestra de indisciplina seria sacado del el filme. Quedó establecido junto con el director Francis Ford Coppola. 

En la prueba de audición de Marlon, Francis fue a su casa y le dijo que tenía que interpretar a una jefe de la mafia siciliana, entonces Marlon levanto el cuello de su camisa, se tiño el pelo, ya que el apenas tenía poco más de 40 y tenía que parecer un a hombre líder de la mafia de más de 60 años y dijo que si le habían disparado alguna vez en la garganta pues tenia que tener esa voz “ronca” que llama mucho la atención. Sonó el teléfono lo levanto comenzó a hablar mientras lo grababan. El mostrarle esto a los productores obviamente se olvidaron de sus anteriores condiciones y lo aceptaron, pero si le pagaron un sueldo menor de lo que él acostumbraba cobrar.

Otro caso se suscitó al tener problemas con el director, ya que quería despedirlo por su supesta ineficiencia, gastos innecesarios y falta de acción en la película, él tuvo esa incertidumbre por mas de dos semanas, pero en la escena donde Marlon habla con los jefes de las demás familias después de la muerte de su hijo mayor se dieron cuenta que no podía haber mejor director a cargo. 

En la escena donde Satino golpea a su cuñado Carlo, fue tan fuerte por parte de ambos personajes que varios de los golpes fueron reales, incluso el actor que interpreta a Carlo (Guinni Russo), dijo que no se dejara de filmar y termino con tres costillas rotas. Así mismo en la primera escena donde aparece El padrino en su despacho con un gato en sus brazos, el gato no era parte del guión sólo que Coppola lo vio en set y se lo dio a Marlon y le dijo “hazlo parte de la escena”; claro este amaba los animales y ni siquiera notamos que el gato no era parte de ella. 

Francisis Ford Coppola tania cierto gusto por hacer casting abiertos, y en ellos encontró a varios actores como: Abe Viogoda que interpreta Tessio, Al Lettieri que interpreta a Sollozo y al dueño de la funeraria Bonasera .

Marlon, tenia la costumbre de improvisar en alguna escenas y agregaba su toque en ellas, como vemos en el momento donde Johnny Fontane le pide ayuda para conseguir un papel en una película, Marlon se burla de él y lo sacude copiando sus gestos y sollozos, incluso podemos ver como sus compañeros se ríen espontáneamente , ya que no era parte del el guión.

La cabeza de caballo que vemos cuando Jack Woltz despierta en su cama llena de sangre, tampoco estaba planeada de esa forma. En el libro la cabeza, aparece a un costado de él, pero en el filme vemos que aparece en los pies y era una cabeza de caballo real, lo cual el actor no sabia, por lo tanto, el grito que se escucha es totalmente real.

Otro problema para Vito, fue cuando se graba el ataque con cinco disparos, por defender a su hijo Fredo, caen naranjas rodando y el muere casi sobre ellas. 

Por ultimo, la hija de don Vito Corleone; Connie, a pesar de ser la hermana menor del director, no quería que ella formara parte del reparto, ya que él decía que la hija de Vito tenia que ser fea y (este consideraba que su hermana era hermosa); y el único motivo por el cual ella podía casarse con un joven tan guapo como Carlo, era por ser la hija de un jefe de la mafia, a pesar de que consideraba la belleza de su hermana, fue aceptada en el papel. 

Sin duda, hubieron inconvenientes para filmar esta película, sin darse cuenta que tenía todos elementos para que todo fluyera bien desde un principio, bastaba su  reparto excepcional, guion extraordinario y gran director.

La saga de “El Padrino”, siempre va a ser mi recomendación favorita.

Compartir