¿Para qué me alcanza con?


Por: Aleck D’Ortal

Cuando estamos buscando un auto, nos enfocamos en las necesidades que tengamos, si es para movilidad en la ciudad; si es para andar de arriba-abajo con la familia; si es recreacional; si es un buen “lugar” para transportarte de tu trabajo a casa sin tener el problema de la inversión de gasolina; si quiero un convertible para disfrutar del sol y/o andar de farol, que si quiero llevar a toda la familia de paseo: Bueno, hay miles de opciones que a lo largo de algunos artículos describiré más a detalle.

Comencemos en estricto orden alfabético, es importante señalar que únicamente ingresaré modelos que cuesten entre $150 mil pesos y $199 mil pesos, debido a que es el rango con que cuenta el gran grueso de la población mexicana, sin perder el status de “dejar de comer” y no perder el glamour en el intento.  Es importante señalar que los modelos debajo descritos son de alguna manera los básicos por el rango de precio en el que se ubican.

Dichos autos que si bien, sirven para salir del –problema- de movilidad, algunos tienen la ventaja de ofrecer equipamento que para la ciudad de México, debe ser “básico”: Frenos ABS (antibloqueo), ASR (Anti-Slip Regulation), Airbag (Bolsas de aire), EBD (Reparto Electrónico de la Fuerza de Frenado / Electronic Brakeforce Distribution), pero bueno no entraré en los dilemas del “deber-ser” y entremos a detalle con los autos básicos que se ofrecen en nuestro mercado nacional:

Chevrolet con auto de batalla y amante de los taxistas el Matiz, éste auto ofrece un espacio contenido, para ir del punto A al B sin complicación alguna, la mecánica esta proporcionada por un motor de 995 centímetros cúbicos, que proporciona 65 HP (horse power / Caballos de potencia), con éste motorcito le proporciona un rendimiento de 19 Kilómetros por litro (Km/l) muy buenos para el día a día en una de las ciudades más congestionadas del mundo, sin sacrificar espacio para 4 adultos o, dos adultos y tres niños. Es un auto muy sencillo, cuenta con dirección hidráulica (para la versión básica llamada LS manual la cual cuesta $104,500 pesos), estereo con CD conectividad para tu iPod, aire acondicionado con controles manuales y rines de acero (para el tope de gama denominada LS manual con aire acondicionado, el cual tiene un precio de $109,900 pesos), el auto mide 3.49 metros, ambas versiones cuentan con un tanque de gasolina de 35 litros y se llena con 400 pesos la cajuela es de capacidad de 170 litros pequeña pero, funcional sin embargo; no cuenta con USB, ni  vidrios eléctricos, ABS, EBD, ASR y Bolsas de Aire.  

Su hermano el Spark luce una estética que a muchos gusta y a otros pues no se quejan, éste pequeño cuenta con un motor un poco más grande que su hermano, cuenta con un motor de 4 cilindros de 1.2 centímetros cúbicos y 81 HP proporciona un rendimiento promedio de 20.6 Km/l.  Este modelo cuenta con diferentes versiones la LS con precio de $123,500 pesos esta versión es la más básica, consta de manijas, molduras y espejos en color negro, así como rines de acero de 14”, la siguiente versión es la LT con precio de $136,800 pesos la cual consta de aire acondicionado manual, desempañador trasero, cuatro bocinas, radio AM/FM CD, MP3, USB y entrada auxiliar para iPod, adicional a las manijas, molduras y espejos al color de la carrocería, así como la antena fija a techo, la versión LTZ de $163,600 pesos cuenta con los mismos datos de la LT, pero con la incorporación de frenos ABS, Airbags frontales, parrilla de doble puerto con borde cromado, faros de niebla con filos cromados, frenado con LEDs, rieles portaequipaje, rines de aluminio de 14” vestiduras con insertos en vinil y color gris, tweeter integrado en bocinas frontales, controles de audio y manos libres al volante; la última DOT de $ ¡70,700 pesos cuenta con todo lo de la versión LTZ y se adicionan franjas color gris metálico en cofre y toldo, asientos bitono en tacto-piel grafito con insertos en negro, controles de audio y teléfono al volante, insertos en puertas y panel de instrumentos en gris metálico o rojo.   La capacidad del tanque y de cajuela es la misma que su hermano menor, este auto es 15 centímetros más largo que el anterior.

En el siguiente escalón se encuentra su hermano mayor el amante de las familias mexicanas el “Aveo”, este auto es un sedán familiar de cuatro volúmenes (con cajuela aparte), su motor es de 4 cilindros, 1.6 litros y 103 HP.  La versión de entrada es la LS cuesta $130,800 pesos, cuenta con rines de acero de 14” con tapón, manijas y molduras en negro, cristales tintados de protección y transmisión manual, la siguiente versión es LS con aire acondicionado y precio de $135,400, la siguiente es la versión LS automático ya cuenta con aire acondicionado, radio AM/FM y entrada USB, medallón con desempañador y transmisión automática de 4 velocidades, esta unidad cuesta $155,700 pesos.  La siguiente versión es la denominada por la firma Chevrolet es LT manual o automatico cuesta $152,600 y $168,900 consta de las amenidades anteriores más cristales eléctricos en las 4 puertas, radio con MP3, entrada auxiliar y Bluetooth, incluye alarma, seguros y apertura de cajuela a control remoto, manijas y molduras cromadas; por último, la versión tope de gama es la LTZ manual/automático equipa rines de 15”, faros de niebla frontales, detalles tipo metálico en tablero, consolas y asideras  de puertas, frenos ABS, airbags frontales.  El auto mide 4.31 metros, cuenta con un tanque de gasolina de 45 litros y la cajuela es de 351 litros; sin embargo, el fabricante no proporciona el rendimiento del motor.

En el último escalón se encuentra su hermano de mejor diseño el “Sonic”.  Cuenta con motor de 1.6 litros y 115 HP.  La versión de entrada de éste hermoso auto es la LS manual con un precio de $161,700 cuenta con aire acondicionado, radio AM/FM y entrada auxiliar, rines de acero de 15” con tapón de rueda completo, parrilla, manijas y molduras en color negro, alarma, apertura de seguros y cajuela a control remoto, la siguiente versión es la LS Automático, cuenta con las amenidades de la versión anterior, así como cristales eléctricos en las cuatro puertas, radio con CD/MP3, entrada auxiliar, USB, 6 bocinas y conexión manos libres Bluetooth con controles en el volante, incluye ABS y bolsas de aire, rines de aluminio de 15”, manijas exteriores, espejos y molduras al color de la carrocería, esta versión cuesta $198,400. Este modelo mide 4.39 m, el tanque de gasolina cuenta con 46 litros (se llena con $550 pesos), y la cajuela mide 466 litros; sin embargo, el fabricante no proporciona el rendimiento del motor.

Personalmente, siempre me han gustado los autos pequeños, por lo fácil que es su mantenimiento, su manejo y la habitabilidad de abordo, si me dieran a elegir entre Matiz y Spark me quedo con el primero; este presume de una habitabilidad muy buena, mide muy poquito (3.49 cm), el consumo es muy contenido y el diseño del auto es muy agraciado, en lo personal, su oponente no tiene un diseño agraciado, lo siento muy largo en el frente y da la sensación de que lo cortaron de tajo por la parte trasera.  Con respecto a los sedanes (Sonic y Aveo), por estética escogería al primero, éste presume una muy buena presencia, un motor más brioso en el aspecto de “caballos de potencia” y una mejor habitabilidad, siendo éste la mejor opción para andar en la ciudad por la caja automática.

Hasta aquí la primera nota de la Sección ¿Para qué me alcanza con…?, esperen la secuencia de éstas notas sólo  por #LaBombillaMX, recuerden que se valen los comentarios, buenos, malos y/o nuestras áreas de oportunidad