La Euro Copa del último minuto


Compartir

Por: Erandi Jimena

 

 

Ustedes se preguntarán por qué ese título, pero así fue; un alto porcentaje de los partidos se definió de último momento y durante los 90 minutos fue una verdadera lucha.

 

Fue una Euro Copa que extrañaré por muchas razones, la principal por el juego, siempre se agradece el del viejo continente por su velocidad, elegancia y por pelear sin importar el marcador hasta el último suspiro.

 

Y es que Europa es así, ha pasado guerras y siempre se mantiene de pie, y no deja de ser ejemplo para otras Naciones que venimos detrás.

 

Hubo varias sorpresas que a los que se dicen “especialistas” en fútbol dejaron en shock, y es que mis respetos a los equipos que ellos consideraban como “pequeños”, tales como: Rumania, Albania, Turquía, las dos Irlandas (del Norte, y la República), Hungría, Eslovaquia e Islandia.

 

Sobretodo Islandia, que más de dos tuvo que investigar sobre su emblemática cultura, mientras avanzaba. Sé que el grito vikingo de “Roar” será recordado e imitado.

 

Otro punto que me gustó es que por primera vez me tocó escuchar a una narradora, y no es por nada pero lo hizo mejor que los hombres; muestra de que es un deporte universal y que por una mala decisión “Cultural” siempre se ha dicho que es para ellos.

 

En la parte técnica de la copa, fue de alta calidad, los encuentros se volvieron emocionantes, para mi punto de vista fueron disfrutables en un 85%; rescato algunos que nos enchinaron la piel de los 51 que se jugaron:

Empiezo con fase de grupos. El primero el República Checa VS Croacia, que fue un 2-2 bastante entretenido, luego el que acabó con todos los pronósticos porque se empezaba a vislumbrar a una España débil, este fue cuando enfrentó a Croacia, y en donde perdió por 2-1 y eso que los croatas no estaba con dos de sus jugadores titulares. Continuando, como olvidar el empate a 3 de Hungría y Portugal, donde las llegadas estuvieron al 70%. Otro que se peleó hasta el último fue el de los Ucranianos que a pesar de perder 2-0 con Alemania, hicieron sudar a los Germanos. Luego uno que quizá no vieron por considerarlo “poco atractivo”, fue el que yo llamo el del “orgullo” que obligaba a ganar para obtener un puesto que estadísticamente no llegó, disputado por Rumania y Albania, en donde estos últimos se llevaron la victoria por apenas 1-0. Por útimo como no recordar el llanto de los Irlandeses (República) que de último momento le anotaron a los azurri y emocionó a muchos, incluso a Buffon y parte de la banca italiana que fue a festejar con ellos.

Ya instalados en Octavos de Final, me encantaron y desencantaron otros, empiezo:

El Italia contra España, que varios comentaristas daban por victorioso al llamado “Rey” Español, pero que la fascinante BBC italiana (Barzagli, Bonucci, Chielinni) y un buen juego en el medio campo acabó e hizo que dejarán la corona. Luego recuerdo el que llegó a penales entre Suiza y Polonia, en donde recordaré la forma de tirar penales por parte de los polacos en calificaciones perfectas, al menos en este partido, pues en la siguiente ronda perdió.

El más emotivo por considerarse un clásico de Reino Unido fue el Gales VS Irlanda del Norte que de último minuto ganó Gales por un autogol irlandés muy desafortunado. El más aburrido que hizo largo el tiempo fue el Croacia VS Portugal que de último momento por un absurdo y de esas cosas inexplicables en fútbol, la defensa croata dejó libre a la ofensiva portuguesa y anotó el único gol del encuentro. Y cómo olvidar el que me volvió vikinga por un minuto, cuando los Islandeses mandaron a su casa a Inglaterra, al ganarle por 2-1.

En Cuartos de Final, fue el de Polonia VS Portugal porque en él los portugueses para mi gusto despertaron, pues no habían demostrado su potencial, poniendo garra, y sin eclipsarse ante la forma de tirar penales de los polacos.

El segundo juego que elijo fue por parte de una de otra sorpresas de la Euro, los Galeses que le ganaron a una Bélgica bien calificada por la FIFA, pero que se quedó sin chispa. 

Y cómo olvidar la elegancia de Italia con los reflejos de Gigi Buffon, contra la poderosa ofensiva Alemana, que nunca le había ganado a los italianos, extendiéndose a penales, que terminó por ese ansiado triunfo de Germania.

Otro encuentro que fue de las goleadas del torneo pero me gustaría destacar fue el de Francia VS Islandia, que perdieron los Islandeses por 5-1, pero que demostraron que nunca hay que dejar de luchar, que no importa cuando vayas en desventaja, siempre debes mirar hacia adelante, gran Filosofía Vikinga.

Las Semifinales fueron sorpresivas para los adictos a las apuestas, ya que Gales que había tenido un paso firme, perdió ante Portugal 2-0; y por último una Francia que demostró que además de ser una gran anfitriona, pudo con esa Alemania, convirtiendo en leyenda a un joven Griezmann que empieza a tatuar con letras doradas su nombre.

La Gran Final llegó con la nostalgia (al menos para mi), entre un Portugal Vs Francia que nos dejó con tan sólo 16 minutos de disfrutar (ese algo tan suyo ) de Cristiano Ronaldo, que salió por lesión. El primer tiempo fue un ir y venir de eso que nos tiene tan acostumbrado Europa, mientras que el segundo fue un poco más flojo. El último juego de la Euro se extendió hasta tiempos extras en donde la entrada a la cancha del portugués Éder terminó con el sueño galo al anotar el tan esperado gol. ¡Felicidades Portugal!

La dicha fue ver a los aficionados de la República de Irlanda y a la de Islandia, amar tanto a su país y demostrarlo en las tribunas, son un ejemplo de la No Violencia que siguieron demostrando los Hooligans Ingleses y Rusos que destruyeron el centro de Marsella con botellas de vidrio y otros objetos que oportunamente la policía calmo.

Es momento de decir adiós a un gran torneo, que me dejó tanto. No importaron las desmañanadas, ni los contratiempos, estos encuentros me dejaron de pie aplaudiendo.
GRACIAS FRANCIA por ser un gran anfitrión.

Compartir