La enfermedad del amor


Compartir

Por: Brenda Florencio

Foto: fonditos

El enamoramiento es la etapa más bella en la vida de una persona,  ya que compartes momentos únicos a lado del ser amado y experiencias inolvidables.

Pero si consideras que no es sano pensar en exceso en esa persona todo el día, sentir una inmensa tristeza a su ausencia y es algo que no lo puedes controlar… OJO podrías estar “loco de amor”, esto es lo que los científicos llaman LIMERANCIA.

¿Pero qué es la Limerancia? La psicóloga Dorothy Tennoy durante décadas se dedicó a entrevistar a miles de personas enamoradas, para crear teorías de sus estados físico, emocional y mental, y aterrizó sus investigaciones al término de LIMERANCIA, el cual definió como: “un estado involuntario interpersonal que implica un deseo agudo de reciprocidad emocional; pensamientos, sentimientos y comportamientos obsesivos- compulsivos, y dependencia emocional de otra persona”.

Su investigación también está basado en aspectos bioquímicos que sufren las personas que se encuentran en estas situaciones, y explicó que estar loco de amor se traduce a una señal del hipotálamo hacia la glándula pituitaria, para que esta libere dopamina, feniletilamina, estrógeno y testosterona; este coctel químico funciona en el cerebro como una droga, lo cual tiende a conducir a las personas conductas extremas, en la búsqueda del objeto de su afecto, llega a aparecer entre los seis meses y veinticuatro meses de la relación .

La Limerancia se caracteriza por:

  • Pensamientos incontrolables e invasivos sobre la persona amada.
  • Idealizar las características de la otra persona ya sea de manera positiva o negativa.
  • Una extrema timidez y confusión delante de la otra persona como sudoración, enrojecimiento facial, temblores, entre otros aspectos físicos.
  • Miedo al rechazo y desesperación.
  • Un aumento a la euforia cuando hay un interés de la otra persona.
  • Fantasías de encuentros con el ser amado.
  • Recordar en exceso en todo momento y actividad a la persona amada.
  • Agendar encuentros de modo de forzar encuentros con la otra persona.
  • Reproducir en la mente una y otra vez encuentros con la persona amada.

En resumen, podemos destacar que la Limerancia es un trastorno obsesivo – compulsivo hacia el ser amado, que de no tratarse a tiempo puede ocasionar daños hacia la propia persona o a la ser amado; la mejor forma de prevenir es acudir a terapias de pareja con la finalidad de orientarse en tiempo y forma su relación.

Compartir