El reto de convertirte en “Mompreneur”


Por: Melissa Zahzil (Cuauhzayolli)

Twitter: @LicMillennial

Foto: imgarcade

 

El término “Mompreneur” existe gracias a la concepción social de que hay mujeres que combinan su labor como madres, con el reto de conducir un negocio propio.

Ser mamá no es fácil, lo digo no por experiencia propia, sino por todo lo que he reflexionado en los dos últimos años; la responsabilidad de traer a alguien a esta vida es para siempre, ni aún con hijos en edad adulta, las madres dejan su papel de lado.

mompreneur 1

El combinar la maternidad con el trabajo en México es un papel difícil, por ello muchas mamás se ven obligadas a dejar sus trabajos y empezar el reto de emprender, pero ¿cuáles son los retos a los que toda aspirante a mompreneur tendrá que enfrentar? Desde mi particular punto de vista son tres los más importantes:

  • El tiempo.– toda mamá emprendedora debe tener claro en que etapa de vida se encuentra su hijo, ya que esto determinará en gran medida cuanto tiempo tendrá disponible para dedicarse al negocio. No hacer un análisis de peste factor a la larga puede ocasionar remordimiento o bien, reproches de los hijos.
  • El socio adecuado.– querer encaminar un proyecto empresarial sola y sin ningún apoyo puede resultar difícil cuando eres madre, por lo que lo más conveniente es que busques a un socio, pero no a cualquier socio, sino a uno que entienda tu condición y esté dispuesto a apoyarte con ello.
  • La organización.– ser una persona organizada es una ventaja cuando conduces una empresa, pero ser organizada cuando eres mamá y al mismo tiempo empresaria es un punto muy a tu favor, eso ayudará a pelear contra el rival más fuerte, el tiempo.

Además de grandes retos, ser mompreneur requiere de características personales específicas:

  • Control emocional.– Es básico tener control de tus emociones, más cuando el punto de partida es que el estrés dominará gran parte de tus días, las preocupaciones que te merodean la cabeza sobre la estabilidad de tus hijos y su bienestar, se combinaran con los retos que se generarán con tu rutina de trabajo diario.
  • Humildad.- Una persona humilde es aquella que puede pedir ayuda sin problema, en varias ocasiones tendrás que pedir ayuda para poder equilibrar tu vida, algunas veces recurrirás a alguien para que cuide de tus hijos mientras asistes a reuniones de trabajo importantes, en otras quizá delegaras en un socio o colaborador la responsabilidad de algunas cosas de trabajo para disfrutar del festival colegial de tus hijos.
  • Tenacidad.- o el sinónimo más conocido “aguante”, y con esto me refiero a que quizá en la etapa de inicio de tu proyecto las cosas no siempre saldrán como tu esperas y es bueno que estés preparada mentalmente para continuar a pesar de los pequeños fracasos.

Como ven, es un gran reto ser mompreneur pero las satisfacciones que puede dejarte también son muchas, hacer que un hijo se sienta orgulloso del trabajo de su madre por ejemplo, debe ser, me imagino uno de los premios más valiosos.

¡FELICIDADES MAMÁS!