El adiós del campeón del pueblo


Compartir

Por: J. J.

Emmanuel Dapidran  Pacquiao, mejor conocido como Manny Pacquiao el “Pac-Man” terminó su carrera boxística el sábado pasado al enfrentarse al estadounidense Timothy Bradley desde la ciudad de Las Vegas, con un decisivo jurado que le dio la victoria por 116-110.

El Filipino es querido en su pueblo y en el mundo, pero también odiado por varios, sobretodo por algunos mexicanos por ganarle en varias ocasiones a su eterno rival, Juan Manuel Márquez; aunque una de las peleas más esperadas de estos dos, el mexicano le propinó un dramático Nocaut, el cual fue pauta para empezar a bajar sus capacidades físicas y popularidad del boxeador, que en repetidas ocasiones mencionaba que ya estaba en la etapa final de su carrera.

A pesar de ese nocaut que fue un antes y después en la carrera del asiático, este  iba a vivir una de las peleas más esperadas en años dentro del box, se anunciaba la famosa “Pelea del Siglo”, la cual se disputaría con el norteamericano Floyd Mayweather, misma que generó alrededor de 500 millones de dólares.

La pelea fue dominada por Pac-Man, pero al final la decisión fue hacia Floyd quien resulto ganador; en ese momento se notaba más que el final estaba cerca.

Pacquiao a pesar de sus derrotas que en total fueron 6 (3 por decisión y 3 por nocaut), llevó una carrera imparable con 58 peleas ganadas, de los cuales 38 fueron por  nocaut y 20 por decisión.

Manny, dejó un gran aprendizaje para las nuevas generaciones de boxeadores, ya que contaba con los cuatro elementos dentro del mundo boxístico: Disciplina, Sacrificio, Mentalidad y Esfuerzo, que lo llevaron a ser considerado uno de los mejores deportistas de la actualidad, incluso hubo quien lo comparó con el Gran Alí.

Como fanático y ex practicante de box, sé que el sábado fue un antes y después en los cuadriláteros, pues fue el adiós de un guerrero, de un hombre que se reponía rápidamente de las pocas derrotas que tuvo y eso es admirable.

Extrañaré ver sus peleas con esa rapidez en manos, esa agilidad en piernas y esa zurda fuerte que tambaleo a varios rivales. Siempre recordaremos la carrera del Pac-Man.

Compartir