Gazpacho Andaluz


Compartir

Por: Erandi Jimena

Foto: drci.info

Este platillo es una sopa fría, que se consume en la época veraniega, que se presume tiene su origen en el siglo XVI, cuando el jitomate, su ingrediente principal, llega a España procedente de México.

Esta sopa española, tiene su origen en Andalucía, de ahí el nombre, zona donde se origina, debido al clima caluroso.

Cabe mencionar que desde épocas muy antiguas era consumida por los sureños del país, principalmente por los campesinos, cabe mencionar que Andalucía era conocida desde la época de los romanos como el “granero de España” por ende, este platillo siempre ha estado unido a la cultura popular.

Fue hasta la época de los reyes Felipe V  y Fernando VI, que el gazpacho sube de categoría al servirse en la mesa de los nobles, y a partir de ahí a lo largo y ancho del país se ha adaptado a cada región. Actualmente, es una de las sopas frías preferidas no sólo en Europa, sino también en Latinoamérica.

INGREDIENTES:

– 6 jitomates maduros

– 2 pimientos verdes

– 1 pimiento rojo

– 1 pepino mediano

– 1 cebolla mediana

– 1 diente de ajo

– 2 rebanadas de pan de un día anterior

– sal

– aceite de oliva extra virgen

– vinagre blanco

PREPARACIÓN:

– Remojar las rebanadas de pan en agua, hasta cubrirlas bien; añadir sal y aceite,      reservar.

– Pelar y partir los jitomates, picar los pimientos (previamente limpios, sin semillas y pedúnculos), picar la cebolla, el ajo y el pepino (sin piel ni semillas). Licuar todos los ingredientes hasta que se haga una salsa.

– A la anterior se añade el pan con el agua y el vinagre, se mezcla hasta que este emulsionado.

– Adicionar más sal y vinagre, si es necesario.

– Colar toda la mezcla y agregar agua si se requiere para que no este espesa, enfriarla en el refrigerador hasta conseguir la temperatura deseada.

– Finalmente, servir en tazones y agregar unas gotas de aceite de oliva y batir un poco.

Compartir