“You’ve got to hide your love away” (“Tienes que esconder tu amor”) (John Lennon)


Compartir

Por Maximino Escamilla Guerrero

 

 

(NOTA. Escribimos este texto para recordar el 48 aniversario luctuoso de quien fuera, en palabras de Paul McCartney, “El Quinto Beatle”, Brian Samuel Epstein, acaecido el 27 de agosto de 1967.)

 

Tienes que esconder tu amor 1Brian Epstein. (Fuente: https://sonidovox.wordpress.com/brian/brian-epstein/)

 

 

“At about three o’clock on Saturday, October 28th, 1961, an eighteen-year-old boy called Raymond Jones, wearing jeans and black leather jacket, walked into a record-store in Whitechapel, Liverpool, and said: ‘There’s a record I want. It’s “My Bonnie” and it was made in Germany. Have you got it?’

 

Behind the counter was Brian Epstein, twenty-seven, director of the store. He shook his head. ‘Who is the record by?’ he asked. ‘You won’t have heard of them,’ said Jones. ‘It’s by a group called The Beatles….’ “ (en “Prólogo” a A Cellarful Of Noise, autobiografía de Brian Epstein).

 

 

(“Alrededor de las tres del sábado 28 de octubre de 1961, un muchacho de dieciocho años llamado Raymond Jones, usando jeans y chaqueta de cuero negro, entró en una tienda de discos en Whitechapel, Liverpool, y dijo: ‘¿Hay un disco que quiero? Es “My Bonnie” y fue hecho en Alemania. ¿Lo tiene?

 

Detrás del mostrador estaba Brian Epstein, de veintisiete años, director de la tienda. Él sacudió su cabeza. ‘¿De quién es la grabación?’ preguntó. ‘Tú no los has escuchado’, dijo Jones. ‘Es de un grupo llamado The Beatles…’ “)

 

Con este hecho se iniciaba una de las más fructíferas relaciones que cambiaría el mundo musical del siglo XX: la que se establecería entre Brian Epstein, quien sería su mánager, y los integrantes de The Beatles.

 

Con la curiosidad despierta, el 9 de noviembre de 1961, Epstein acudió al Cavern Club, en Mathew Street, para ver al grupo solicitado, era el concierto del mediodía. A término del mismo, Brian entró en el camerino de los músicos para conocerlos; dos meses después, el 24 de enero de 1962 se convirtió en su manager.

 

Brian recuerda su asistencia al Cavern Club en los siguientes términos:

 

[El Cavern] “Era un sótano oscuro y húmedo y olía mal. En seguida lamenté mi decisión. La música que salía de los altavoces era ensordecedora, casi todo éxitos americanos. Recuerdo que mientras escuchaba los discos que iban poniendo pensé en la posibilidad de establecer una relación entre el Cavern y mi selección de los Veinte Mejores.

 

Entonces salieron los Beatles. Iban bastante mal arreglados y sucios. Fumaban, comían, hablaban y hacían ver que se pegaban, todo eso sin dejar de tocar. Se volvían de espaldas al público, le gritaban y se reían de sus propias bromas.

 

Pero, evidentemente, había mucha animación. Parecían tener una especie de magnetismo personal. Quedé impresionado.” (citado en DAVIS, Hunter. Los Beatles. Ed. Biblioteca Universal Caralt. España. 1977. p. 155).

 

Quien fuera asistente de Brian durante mucho tiempo, Alistair Taylor, en 1995 recordó la asistencia a la Cavern, de la siguiente manera:

 

“We found this record in Germany by a guy called Tony Sheridan and the Beat Brothers, the boys were just a backing group, and one day Brian came into the shop and he said, ‘By the way, do you remember that record that we sold so many of, that band the Beatles?’ So I said, yeah. So he said, ‘Well, they’re playing at the Cavern. Let’s go down and see them, and we’ll see what they’re like.’

 

And it was jammed solid, and we just sat at the back feeling rather embarrassed, and I suddenly realised my foot was tapping, and I hated pop music, and Brian hated it even more than me, and I looked ’round and so was his.

 

And after a while Brian started talking about it, and he said, ‘What did you think?’ And I said I thought they were awful, quite honestly, but absolutely incredible. So he said, ‘that’s exactly my feelings. Do you think I should manage them?’ And I said, yeah.” (“The Life of Brian”. http://www.brianepstein.com/brian.html).

 

(“Nosotros encontramos este disco en Alemania, de un sujeto llamado Tony Sheridan and the Beat Brothers, los muchachos sólo eran un grupo de apoyo, y un día Brian entró en la tienda y dijo ‘Por cierto, ¿recuerdas el disco del que vendimos tanto, de esa banda de los Beatles? Así que le dije, sí. Él dijo, ‘Bien, están tocando en la Cavern. Vamos a ir a verlos, y veremos lo que son’.

 

Estaba atascado y nos sentamos justo a la espalda sintiéndome algo confundido y me di cuenta de repente que mi pie estaba siendo golpeado, y odiaba la música pop, y Brian la odiaba incluso más que yo, y miré alrededor y era el suyo.

 

Y después de un rato Brian empezó a hablar, y dijo, ‘¿Qué te pareció?’ Y le dije que pensaba que eran horribles, sinceramente, pero absolutamente increíbles. Él dijo, ‘esos son exactamente mis sentimientos. ¿Crees que debo administrarlos?’ Y dije, sí.”)

 

Tienes que esconder tu amor 2

Contrato firmado por Brian Epstein y The Beatles, el 24 de enero de 1962, en la casa de Pete Best, siendo testigo Alistair Taylor. Brian no firmó el documento; posteriormente, cuando se le cuestionó sobre el particular contestó: “Well, if they ever want to tear it up, they can hold me but I can’t hold them.” (“Bueno, si ellos quieren romperlo, ellos pueden obligarme pero yo no puedo detenerlos”) (Fuente: “The Life of Brian”. http://www.brianepstein.com/brian.html

 

 

Brian Samuel Epstein nació en una clínica privada de Rodney Street, Liverpool, el 19 de septiembre de 1934; sus padres fueron Harry y Malka (palabra hebrea que significa “Reina”, por lo que la señora era conocida como Queenie) Epstein. Sus antepasados fueron inmigrantes judíos que, procedentes de Polonia, llegaron a Inglaterra en el siglo XIX.

 

Sus padres, inicialmente, eran dueños de una tienda de muebles, fundada por el abuelo Isaac (I. Epstein and sons), la cual se expandió cuando compraron la contigua North End Road Music Store (NEMS), en la década de los treinta del siglo pasado.

 

Tienes que esconder tu amor 3

La tienda North End Road Store (NEMS), propiedad de la familia Epstein.

 

 

De sus primeros años, Brian recuerda en su autobiografía (A cellarful Of Noise) que “Yo era uno de esos niños especiales que nunca acaban de encajar. Alumnos y maestros me pegaban, regañaban y amedrentaban. Supongo que hice desesperar a mis padres muchas veces.” (citado en DAVIS, Hunter. op. cit. p. 140).

 

El Beechanhurst Kindergarten, de Liverpool, fue la primera escuela a la que asistió el niño Brian. Después de una ausencia de la ciudad, debido a la Segunda Guerra Mundial, al regresar la familia a Liverpool (1943), el menor fue inscrito en el Liverpool College, de la cual fue expulsado al año siguiente, por “falta de asistencia y bajo rendimiento”, decía Brian, y por hacer dibujos “obscenos”. Posteriormente estuvo en siete escuelas.

 

Al llegar a la adolescencia, la intención inicial de Brian era ser diseñador de ropa, pero al no contar con el apoyo de su padre, en 1950, se incorporó al negocio familiar.

 

A fin de cumplir con el servicio militar, a los dieciocho años ingresa al ejército, pero debido a problemas mentales y emocionales, es dado de baja diez meses después. Luego recorre los bares de Londres vestido de militar, por lo que es detenido y remitido ante una corte marcial, la cual lo envía ante un psiquiatra, quien descubre que Brian era homosexual.

 

En 1954 se encarga de la tienda familiar Clarendon Furnishing, en el distrito de Hoylake; más tarde, convence a sus padres de que lo dejen estudiar actuación en la Royal Academy for Dramatic Arts, de la cual deserta al terminar el tercer trimestre. En 1955 se convierte en director de NEMS. Después, se amplía el negocio con la apertura de una nueva tienda en Great Charlotte Street, en la que Brian se desempeña como mánager, introduciendo la venta de pianos, radios inalámbricos, así como discos para gramófonos.

 

Debido al éxito de ventas del departamento de discos, se abre una sucursal en los números 12 y 14 de Whitechapel. Al mismo tiempo, colabora con una columna en la revista Mersey Beat, cuyo primer número apareció en julio de 1961. El editor de la publicación era Bill Harry. Su primera colaboración apareció en el número tres (3 de agosto de 1961): “Record Releases, by Brian Epstein of NEMS”. En la portada del número dos aparecieron The Beatles siendo éste, en realidad, el primer contacto de Brian con el legendario grupo de Liverpool.

 

Una vez que conectó al grupo y se convirtió en su mánager, la influencia de Brian se dejó sentir, desde la forma como se vestían los Fab Four y cómo se comportaban en el escenario. Después de ser ¡rechazados! por algunas casas discográficas, como Decca, el “Cuarteto de Liverpool”, tras de una audición en los estudios Abbey Road de EMI, firman con George Martin, en una marca menor de esa casa discográfica, Parlophone. Lo que sigue es historia conocida: ¡La Beatlemanía cubrió la faz de la Tierra!

 

Cuando, en 1966, The Beatles se retiraron de las giras, Brian se percató que su influencia se desvanecía, al tiempo que se vinculaba más con el mundo de las drogas (aunque usaba anfetaminas desde el inicio de la banda), a pesar de que podía ocuparse de otros músicos de los que era mánager, como Cilla Black, Billy J. Bramer and The Dakotas y Gerry and The Peacemakers. Intentó dejar las drogas, inclusive se sometió a “hechizos” en el Priorato de Putney, en Londres, sin embargo, no surtieron efecto.

 

Brian Epstein murió por una sobredosis del sedante Carbitral, mezclado con alcohol, el 27 de agosto de 1967, mientras los integrantes de The Beatles se encontraban en la India, con el Maharishi Mahesh Yogi, por lo que no asistieron a su funeral, pero sí a los servicios religiosos efectuados en la New London Synagogue (17 de octubre de 1967). Fue sepultado en el Kirkdale Jewish Cementery, en Liverpool. (Hunter Davies dedica un capítulo completo para narrar las causas y condiciones del deceso de Brian, en su libro Los Beatles, para quienes deseen ampliar el tema).

 

¡Brian tenía 32 años y su influencia fue decisiva para a transformar el mundo musical del siglo XX y la vida de muchos de nosotros!

 

Tienes que esconder tu amor 4

La noticia del fallecimiento de Brian Epstein, en el Daily Mirror. (Fuente: http://www.plasticosydecibelios.com/historia-brian-epstein-beatles/)

 

 

Mucho se ha especulado sobre la homosexualidad de Brian y su relación con Lennon, sin embargo, no ha pasado de las especulaciones e interpretaciones; incluso se ha dicho que durante un viaje a Barcelona, España, en abril de 1963, se dio un “acercamiento sexual” entre ambos, si bien Hunter Davies, sostuvo que Lennon lo había aceptado [en su autobiografía, The Beatles, Football And Me, de 2006, escribió: “John wasn’t a homosexual but he was daft enough to try anything once” (“John no era homosexual pero era lo suficientemente tonto para probar cualquier cosa una vez”)], el exbeatle lo negó, en la entrevista de 1970 dada a la revista Rolling Stone:

 

Déjame preguntarte algo más que decía el libro de Hunter Davies. En cierto momento tú y Brian fueron a España.

 

Sí.

 

¿Tuvieron…? Ustedes seguramente…

 

No tuvimos una aventura.

 

¿Nunca tuviste una aventura con Brian?

 

No, aventura no.

 

Yoko: [ríe]

 

¿Qué tipo de presiones ejercía Brian?

 

Cyn iba a dar a luz y las vacaciones estaban planeadas, y yo no iba a cancelarlas por un bebé, ésa es la clase de desgraciado que era. Así que me fui de vacaciones. Vi a Brian levantando muchachos. Me gusta fingir que soy un gran marica y todo eso.

 

Yoko: [ríe]

 

John: Fue divertido, pero había muchos rumores en Liverpool. Fue terrible. Muy embarazoso.

 

¿Rumores sobre ti y Brian?

 

Sí, sí. Yo era muy cercano a Brian, porque si una persona va a ser mi representante, quiero conocerla perfectamente. Y en cierto momento me contó que era marica y todo eso. Yo le sugerí que probara las píldoras, lo cual me relaciona de alguna manera con su muerte. Pero ellos actúan así de todos modos. Y para hacerlo hablar… para descubrir cómo es. Recuerdo que me dijo: ‘No me lo eches en cara jamás, lo de que soy marica.’ Lo que me repugna es la manera en que están atacando a Allen. Y Brian era un buen tipo, pero sabía qué estaba haciendo, robándonos. Tomó todo el dinero y cuidó de sí y de su familia, y todo eso. Y eso es sólo un mito. Me repugna la manera en que atacan a Allen, y Brian es presentado como un ángel, sólo porque está muerto. No lo era, era un tipo común y corriente. Allen se volverá loco cuando escuche todo esto. (WENNER, Jann S. Lennon recuerda. Las entrevistas completas para Rolling Stone (1970). Ed. Aguilar. México. 2005. pp. 87-89.)

 

Hunter Davies, en su clásico libro Los Beatles, al narrar la asistencia de Brian al Cavern Club, sutilmente sugiere, en su primer acercamiento con la banda, la relación que se estableció con John: “John, que era quien más gritaba y saltaba, le fascinó [a Brian] de modo especial. Brian no sabía en aquel momento quién era, pero se enteró más tarde. No podía quitar los ojos de John.” (DAVIES, Hunter. op. cit. p. 155).

 

Por otra parte, no han faltado los comentarios de que Lennon escribió la canción “You’ve got to hide your love away” (“Tienes que esconder tu amor”) para Brian Epstein; empero, en la misma entrevista de 1970, John sostiene:

 

“Estaba en Kenwood, componiendo canciones. Estaba dedicado a componer y procuraba escribir una canción cada día. Ésa es de las que uno canta con tristeza para sí mismo: ‘Here I stand, head in hand…’ [‘Heme aquí, la cabeza apoyada en la mano…’]

 

Empecé a pensar acerca de mis emociones. No sé exactamente cuándo comenzó, en ‘I’m a Loser’ o ‘Hide Your Love Away’ u otras de ese tipo… En vez de proyectarme en una situación, intentaba expresar lo que sentía sobre mí, como en mis libros. Creo que fue Dylan quien me hizo darme cuenta –no en una plática ni nada, simplemente escuchando sus canciones- que yo mostraba una especie de actitud profesional al componer canciones; él producía cierto estilo de canción para un sencillo y nosotros utilizábamos cierto estilo para esto y para aquello. Yo ya era un compositor artificioso en el primer disco. Pero para expresarme escribí Spaniard in the Works o In His Own Write, las historias personales que expresaban mis emociones personales. Había un John Lennon distinto que componía canciones para vender, y yo no creía que las letras ni nada tuvieran alguna profundidad. Eran una simple broma. Luego empecé a ser yo al componer canciones, a no escribirlas objetivamente pero sí subjetivamente.” (WENNER, Jann S. op. cit. p. 108).

 

“You’ve got to hide your love away” fue incluida en el álbum Help, el cual fue lanzado en Gran Bretaña el 6 de agosto de 1965 (fue el quinto disco de The Beatles en ese país), donde permaneció durante 9 semanas en el primer lugar, y en EUA, el 14 de junio de 1965 (fue el noveno álbum de The Beatles en tierras yanquis), permaneciendo seis semanas en el número 1. En esa época se editaban dos discos diferentes, una versión para GB y otra para EUA, ésta última incluía versiones instrumentales de la película. El disco es el soundtrack de la película homónima, la primera que hicieron The Beatles en technicolor; en ella se narran las persecuciones que sufren los Fab Four, por parte de un grupo de “científicos” y de una secta radical que venera a Kali, para apoderarse de un anillo “sagrado”; podría considerarse una parodia de las películas del agente 007, en boga en aquellos años. Las locaciones fueron en los Alpes suizos, Londres y Las Bahamas, así como en Twinckenham Film Studios de Londres, donde también se filmaron A Hard Day’s Night y Let It Be. Fue producida por Walter Shenson, dirigida por Richard Lester, e inicialmente se iba a llamar Eight Arms To Hold You (Ocho brazos para abrazarte). El filme se estrenó el 29 de julio, en el London Pavilion Cinema.

 

La grabación del disco se inició el 15 de febrero de 1965, mientras que el rodaje de la película duró del 24 del mismo mes al 11 de mayo del mismo año.

 

Tienes que esconder tu amor 5

Portada del álbum Help

 

La carátula del disco fue diseñada por Robert Freeman. Sobre un fondo blanco, inicialmente se deseaba que, con los brazos, los cuatro Beatles formaran la palabra “HELP”, de acuerdo al código internacional de señales con banderas; pero, no se logró lo deseado y en el resultado final se lee “NUJV”, que carece de significado. En la versión de EUA, se lee “NVUJ”.

 

The Beatles tuvieron que escribir 7 nuevas canciones para el filme y otras 7 para completar el álbum (versión inglesa):

 

Cara A:

  1. “Help” (Lennon-McCartney). 2:23
  2. “The Night Before” (Lennon-McCartney). (Lennon-McCartney). 2:33
  3. “You’ve to Hide Your Love Away” (Lennon-McCartney). 2:12
  4. “I Need You” (George Harrison). 2:32
  5. “Another Girl” (Lennon-McCartney). 2:10
  6. “You’re Going to Lose That Girl” (Lennon-McCartney). 2:20
  7. “Ticket to Ride” (Lennon-McCartney). 3:14

 

Cara B:

  1. “Act Naturally” (Voni Morrison-Johnny Russell). 2:31
  2. “It’s Only Love” (Lennon-McCartney). 1:57
  3. “You Like Me Too Much” (George Harrison). 2:41
  4. “Tell Me What You See” (Lennon-McCartney). 2:42
  5. “I’ve Just Seen A Face” (Lennon-McCartney). 2:04
  6. “Yesterday” (Lennon-McCartney). 2:06
  7. “Dizzy Miss Lizzy” (Larry Williams). 2:55

 

En la versión norteamericana, los temas incluidos son (con los temas instrumentales presentes en el filme):

 

Cara A:

  1. “Help” (Lennon-McCartney). 2:35
  2. “The Night Before” (Lennon-McCartney). (Lennon-McCartney). 2:33
  3. “From Me to You Fantasy” (Lennon-McCartney). Instrumental. 2:08
  4. “You’ve to Hide Your Love Away” (Lennon-McCartney). 2:08
  5. “I Need You” (George Harrison). 2:28
  6. “In the Tyrol”. (R. Wagner. Obertura al Acto III de Lohengrin, arreglo). Instrumental. 2:21

 

Cara B:

  1. “Another Girl” (Lennon-McCartney). 2:02
  2. “Another Hard Day’s Night” (Lennon-McCartney). Instrumental. 2:28
  3. “Ticket to Ride” (Lennon-McCartney). 3:03
  4. “The Bitter End”. Instrumental. 2:20
  5. “You’re Going to Lose That Girl” (Lennon-McCartney). 2:18
  6. “The Chase”. Instrumental. 2:24

 

Tienes que esconder tu amor 6

The Beatles, y acompañantes, con el Maharishi Mahesh Yogi, en la India.
Fuente: www.denunciado.com

 

 

“You’ve Got to Hide Your Love Away”, aunque está firmada como de “Lennon-McCartney”, es de la autoría de John. Intervinieron en su ejecución: John Lennon (voz y guitarra rítmica), Paul McCartney (bajo y marcas), George Harrison (guitarras rítmica y clásica) y Ringo Starr (batería y pandereta). Por vez primera, para una grabación de The Beatles, se contrató, por 6 libras, un músico adicional (no aparece su crédito en el disco), el flautista y arreglista Johnnie Scott, quien interpreta un solo con flautas tenor y alto.

 

La grabación se realizó el 18 de febrero de 1965, en el estudio 2. Se hicieron nueve tomas, pero sólo dos estuvieron completas; en la Anthology 2, se incluyó la toma cinco que incluye el conteo de la abortada toma uno, así como cuando John le dice a Paul que se ha roto un vaso.

 

Las mezclas se efectuaron en Abbey Road, el 20 de febrero la versión mono y el 23 de febrero la mezcla estéreo, ambas en el estudio 2. El equipo técnico estuvo integrado por: George Martin (productor), Norman Smith (ingeniero de sonido), Kent Scott y Malcolm Davies (los dos últimos ingenieros asistentes).

 

Podría considerarse que la canción es acústica, y su temática se centra en la soledad y el dolor por tener que ocultar los sentimientos que son denostados por la sociedad: un amor “que no se atreve a decir su nombre”, como se decía antaño, bien sea un amor alternativo o uno clandestino: ¿infidelidad u homosexualidad?

 

No me imagino a Lennon, con su extrovertida personalidad, escribiendo sobre un amor infiel, pues era una persona sin limitaciones; como él afirma, en esa época escribía letras sobre sí mismo. Además si se tratara de un amor infiel, la gente no se burlaría del hombre, pues la sociedad, aquí y allá, es machista, alaba y estimula al hombre infiel. Por lo tanto, se refiere a un amor que tiene que ocultarse para no ser señalado.

 

Saquen sus conclusiones.

 

Como ya se indicó, tal vez Lennon estuvo influenciado, en el estilo de la rola, por Dylan, ya que David Sheff (en su obra All We Are Saying) escribió que John le comunicó: “That’s me in my Dylan period again. I am like a chameleon, influenced by whatever is going on. If Elvis can do it, I can do it. If the Everly Brothers can do it, me and Paul can. Same with Dylan.” (“Ese soy yo en mi época Dylan otra vez. Soy como un camaleón, influenciado por todo lo que está sucediendo. Si Elvis puede hacerlo, yo puedo hacerlo. Si los Everly Brothers pueden hacerlo, yo y Paul podemos. Lo mismo con Dylan.”).

 

También se ha querido ver influencias de la letra de la canción “I Don’t Believe You (She Acts Like We Have Never Met)”, incluida por Dylan en su álbum de 1964, Another Side Of Bob Dylan.

 

Here I stand, head in hand
Turn my face to the wall
If she’s gone I can’t go on
Feeling two foot small
(Lennon-McCartney). “You’ve Got To Hide Your Love Away”)

 

I can’t understand, she let go of my hand
And left me here facing the wall
I’d sure like to know why she did go
But I can’t get close to her at all
(Bob Dylan. “I Don’t Believe You (She Acts Like We Have Never Met)”)

 

(No entiendo, la deje ir de mi mano
y me dejó aquí mirando hacia la pared
Estaba seguro de saber por qué ella se fue
Pero no puedo estar cerca de ella en todo)
(Bob Dylan. “No te creo (Ella actúa como si nunca nos conocimos)”)

 

Escrita en primera persona (yo), inicia presentando al protagonista sentado con la cabeza entre las manos (¿abrumado, avergonzado, lloroso?), con la cara vuelta hacia la pared (aquí se quiere ver una alusión a la cultura judía, ya que este pueblo cuando reza o se lamenta (dolor) lo hace de cara al Muro de las Lamentaciones, por lo que estaría dedicada la canción a un judío, a Brian o Dylan, quien también es de ascendencia judía) porque su amor se ha ido y se siente “two foot small”, que podría traducirse como “disminuido” (“dos pies más pequeño”), avergonzado. Con relación a esta expresión, un amigo de la infancia de Lennon, Pete Shotton, que estuvo presente durante la grabación, dice que cuando John la interpreta por primera vez ante Paul, se equivoca y dice ”I can’t go on feeling two-foot small”, en vez de “… two-foot tall” (“… dos pies de estatura”). Ante el error, Lennon sugiere: “Let’s leave that in, actually. “All those pseuds will really love it.” (“Vamos a dejarlo, en realidad. Todos los intelectualoides realmente lo amarán.”). El protagonista se queja que dondequiera la gente lo mira, se ríe de él y le dice: “Hey, tienes que esconder tu amor”. Pero él es incapaz de lograrlo (el amor y el dinero no se pueden ocultar, dicen en mi pueblo), sólo los escucha y los ve. En la expresión “In the state I’m in”, “state” puede significar “condición” o “estado”, mientras que “I’m”, primera persona del singular, modo indicativo, del verbo “to be”, puede traducirse como “estar” o “ser”, por lo que la expresión puede interpretarse como “En el estado en que estoy” o “En la condición que soy” (Lennon usa el juego de palabras que tanto le gustaba). El protagonista se sorprende de que “ella” le diga que el amor encontraría el camino o que el amor encontraría la manera (¿de expresarse?). Finalmente, pide que se reúnan todos (“payasos”) a su alrededor para volver a escucharlos decirle: “Hey, tienes que esconder tu amor”.

 

Dejemos a un lado las elucubraciones (a Lennon le encantaba meternos en callejones sin salida, con toda seguridad) y dispongámonos a escuchar esta bellísima canción, obra cimera del genio beatle: Sir John Winston Lennon.

 

“You’ve got to hide your love away”
“Tienes que esconder tu amor”

Here I stand head in hand
Aquí estoy con la cabeza en la mano,
Turn my face to the wall
Giro mi cara a la pared.
If she’s gone I can’t go on
Si ella se ha ido no puedo continuar,
Feeling two foot small
Sintiéndome pequeño.
Everywhere people stare
En todas partes la gente se me queda mirando,
Each and every day
Todos y cada uno de los días.
I can see them laugh at me
Puedo verlos reírse de mí,
And I hear them say
Y los oigo decir.

Hey you’ve got to hide your love away
Hey, tienes que esconder tu amor,
Hey you’ve got to hide your love away
Hey, tienes que esconder tu amor.

How can I even try?
¿Cómo puedo siquiera intentarlo?
I can never win
Nunca puedo ganar,
Hearing them, seeing them
Oyéndolos, viéndolos,
In the state I’m in
En el estado en el que estoy.
How could she say to me
¿Cómo pudo decirme ella
“love will find a way”?
“el amor encuentra un camino”?
Gather round all you clowns
Reúnanse a mi alrededor, payasos todos,
Let me hear you say
Déjenme escucharlos decir

Hey you’ve got to hide your love away
Hey, tienes que esconder tu amor,
Hey you’ve got to hide your love away
Hey, tienes que esconder tu amor.

 

 

¡Hasta la próxima!

Compartir