Mojito Cubano, un coctel con historia


Compartir

Por Erandi Jimena

El tradicional Mojito es un cóctel caribeño que nació en Cuba. Su historia se remonta al siglo XVI, de la mano del pirata Sir Francis Drake, servidor fiel de los ingleses, que en ese entonces navegaba por los mares caribeños.

El cóctel en un principio era llamado “Draque”, por su elaboración con un aguardiente casi sin destilar. Éste, a su vez, era utilizado por los marineros ya que por los viajes que realizaban sufrían de la enfermedad del escorbuto (deficiencia de vitamina C); el jugo de limón, parte esencial de la bebida, les ayudaba.

Con el paso del tiempo se empezó a llamar “Mojito”, diminutivo de “Mojo”, que significa salsa o aderezo. La primera receta apareció en el libro “La ley Mojada”, de Pedro Chicote, escrito en 1930.

Cuenta la historia que el escritor Ernest Hemingway era uno de los grandes bebedores y asiduos visitantes al lugar emblemático de la Habana “La Bodeguita de en medio”. Ahí mismo se puede leer, en unas de sus paredes, la frase que Hemingway dedicó a este coctel: “Mi mojito en la bodeguita…Mi daiquirí en la Floridita”.

El mojito, ha sido el favorito de otros escritores como Gabriel García Márquez, así como de personalidades de Hollywood.

Para esta temporada de calor, nada mejor que un tradicional mojito cubano.

INGREDIENTES:

  • 60 ml de ron blanco
  • Jugo de medio limón
  • 1 rama de hierbabuena
  • 2 cucharaditas de azúcar blanco
  • 4 cubos de hielo
  • 60 ml de agua mineralizada 
  • 1 rodaja de limón para adornar

PREPARACIÓN:

  • Añadir en un vaso, el azúcar y el jugo de medio limón, agitar hasta que la mezcla haga burbujas, tipo Champagne
  • Agregar la hierbabuena, machacándola un poco del tallo, lo importante es no romper las hojas y sólo despertar sus aromas y aceites naturales
  • Poner el hielo junto con el ron blanco y, por último completar el vaso con el agua mineralizada. Mover un poco con la ayuda de una cuchara y adornar con la rodaja de limón.

Compartir