La corte del Dios Dionisio


Compartir

Por: Erandi Jimena

Twitter:@mare_di_ajaccio

“El vino templa los espíritus y adormece las preocupaciones, revive nuestras alegrías y proporciona aceite a la efímera llama que es la vida. Si bebemos con moderación, el vino desfila hacia nuestros pulmones como el rocío de la mañana, no viola nuestra razón, sino que nos lleva a una dulce alegría”

Sócrates.

En nuestro primer artículo sobre el vino hablamos de su origen, hoy hablaremos del Dios Dionisio, es decir, del vino y la divinidad.

Grecia, es un país del Mediterráneo, rico en cultura; el vino llegó gracias a los viajeros de Asia y África, que como bien comentábamos, aprendieron y degustaron las delicias de la vid.

Parte de la riqueza de la Antigua Grecia son las creencias en sus dioses, uno de ellos Dionisio; éste era conocido por ser dios del éxtasis, la vegetación, la fiesta y el vino.

Dionisio 2
Foto: “Dioniso”, estatua que se expone en el Museo del Louvre.

Muchos documentos, ponen en duda que Dionisio sea 100 % griego, debido a que han descubierto que en Anatolia (ahora Libia), ya lo adoraban, aunque la hipótesis de ser griego es más fuerte.

Dionisio es conocido a través de la mitología como el de “dos madres” o “dos nacimientos”. En primer lugar se nos dice que Dionisio tiene como madre a una mortal, Sémele, hija del Rey Cadmo de Tebas (Grecia Central) junto con el Dios Zeus.

Dionisio 5
Foto: “Zeus y Semele”, de Sebastián Ricci. Galleria Uffizi en Florencia.

Otra versión, indica que Zeus lo procrea junto con Perséfone (Reyna del inframundo).

Pero, ¿por qué Dionisio es el rey del vino?

Es simple, cuenta la leyenda que en su juventud, éste recorrió Asia Menor, en donde aprendió el cultivo de la uva, misma que disfrutó. Sin embargo, al regresar a Grecia, no le creyeron algunos príncipes sobre su aprendizaje, ya que el vino, era considerado el que ocasionaba locura, si se ingería. Pero aquello no acabo ahí, sino que fue el inicio de toda su leyenda.

Dionisio 4Foto: Plato de cerámica representando a Dioniso.

Según ésta, se decía que él moría en invierno y volvía a nacer en primavera junto con todos los frutos que se habían cosechado. Para celebrarlo, se organizaban fiestas por todo lo alto, pero fueron prohibidas por el Senado por considerarlas “no gratas”, pero, aun así, se siguieron celebrando. En estas fiestas también incluían obras representadas, por ello, también Dionisio es reconocido por ser el Dios del Teatro.

Dionisio 3Foto: Representacion del Dios Dioniso.

A pesar de la leyenda en torno al Dios Dionisio, éste es un parteaguas de la historia del afrodisiaco líquido en Europa y en el mundo, es decir, el vino, es considerado de origen divino. Dionisio o Baco (para los romanos) liberó al hombre de sus preocupaciones, es el Dios del disfrute de la Vida.

Dionisio 1Foto:”Baco ebrio en compañía de Pan” (Pan es un fauno de la mitología romana), de Michelangelo Buonarotti. Museo del Bargello en Florencia.

¡Hasta el próximo jueves!

Compartir